Autora: Marina Erazo

Cinco retratos. Cada uno cuenta su propia historia: los papás jóvenes con dos pequeñas que solo quieren jugar; el dueño de la pizzería que hace milagros para no cerrarla porque dos familias dependen de este negocio; el cura de la urbanización da misas vía zoom sin falta; la familia que decidió vestirse como les gusta, con su estilo rockero; y la última familia, quienes desde hace mucho tiempo no pasaban tanto tiempo juntas(os), ya que todos los hijos trabajan mucho. 

Estudié fotografía en Madrid en un instituto de Cine y Fotografía EFTI, me encanta el foto reportaje. En el mes de mayo decidí hacer retratos de las familias de mi Barrio en la puerta de sus casas, para tener el debido distanciamiento, por lo tanto, escribí un mensaje en el chat de la Urbanización a ver si alguna familia se animaba y me sorprendió la buena acogida que tuve. Porque no solo fueron familias, también la pizzería del barrio y hasta el cura de la urbanización (no soy muy religiosa, pero sí que fue un cambio total el que nos ha dado esta pandemia), él da misas por zoom; el dueño de la pizzería no cierra su local porque dos familias dependen de ese lugar y está haciendo milagros para seguir abierto… Cosas como estas, me llevaron a documentar a las familias en sus casas…